miércoles, 13 de febrero de 2013

TE REGALO


Sólo quiero ser como el viento
Para poder escapar de ti,
poder al menos diluirme
y no verterme sobre el asfalto
que se pierde con el tiempo
Te regalo todo lo que tengo:
la amistad verdadera,
la mirada franca,
las palabras precisas y las imprecisas,
la constante lealtad,
mi amplia sonrisa,
mi sonora risa,
mis largos besos,
y hasta el dinero que no tengo.
Podría incluso regalarte un día mi corazón














Pero no me pidas que te regale mi tiempo
Se lo regalé a una persona hace mucho
Y  jamás regresó para devolvérmelo.