martes, 13 de diciembre de 2016

Y SI TUVIERA QUE VOLVER A NACER





Soñaba que no era un sueño
en una mañana de domingo.
Levantaste la persiana
y nos inundó el calor del amanecer.

Encendiste la radio
y volviste a la cama.
Olía a café recién hecho
y a ti.

Sonaba el amor, sonaba Otis,
tu dedo índice en mi mejilla
me terminaba de despertar;
tus ojos vertiéndose sobre los míos.

Tus labios rozando mi boca,
tus brazos, abrigándome.
Tu pelo, protagonista  absoluto
entre mis dedos.

Y si tuviera que volver a nacer
lo haría otra mañana de domingo
entre tus brazos, con Otis
y un sueño al despertar.


viernes, 9 de diciembre de 2016

BAILAR BAJO LA LLUVIA



Nunca dejaré de bailar bajo la lluvia,
no volverán a mojarnos las mismas gotas
ni nos besaremos más como lo hacemos hoy.
El río podrá cambiar nuestro destino,
seguiremos tumbados sobre la hierba mojada,
corazón palpitante, ardientes bocas.
Mañana será otro día 
y yo nunca, nunca, 
dejaré de bailar bajo la lluvia.


miércoles, 23 de noviembre de 2016

HAY HOMBRES

Hay hombres
que no te cuentan sus ruinas,
sólo para intentar darte pena.

Hay hombres
que sin nombrarte
te escriben poemas apasionantes.

Hay hombres
que al mirarte te quitan la ropa
sin ni siquiera tocarte.

Hay hombres
que si te besan suave en una noche cualquiera,
sabes que vas a perder la cabeza,
esa y todas noches que vengan.


Hay hombres
que personalizando cada palabra
te ponen el mundo bajo los pies.

Hay hombres
que dejan el deseo, latente,
cuando te rozan la boca.

Hay hombres
por los que puedes esperar eternidades
sólo para tenerlos entre tus piernas.

Hay hombres.

domingo, 20 de noviembre de 2016

NENA, TÚ NACISTE PARA PERDER

Joder, nena, tú naciste para perder.
¿Nunca se atrevió nadie a decírtelo?
Sé que no,
veo ya lágrimas en tus ojos tristes,
están a punto de estallar,
gritan en silencio lo que tú callas.

¿Oyes esa canción, nena?
Es una canción con final feliz
y no suena para ti.
Puedes seguir moviendo las caderas,
pero tus ojos siempre lo han sabido
Joder, nena, tú naciste para perder.

 
¿Todavía no te has dado cuenta?
Dejaste caer la medias
en el momento inadecuado.
El pasado todavía te duele
y el sentimiento no desaparece.
Joder, nena, tú naciste para perder.

No llores más, nena,
¡Olvídate!
No eres un imposible, sigues ahí,
con el orgullo tocado
pero aún brillas bajo las estrellas.
Joder, nena, tú naciste para perder.


viernes, 18 de noviembre de 2016

DÉJAME DECIRTE



Déjame decirte
que aquel tiempo no va a volver.
Igual que pasó el verano, pasará el otoño.
Las hojas siguen cayendo
y yo te quiero a mi lado.

Sigo dando vueltas, rodeándote.
El aire ya no me sabe a ti,
no me rozan tus miradas.
Ya no me traen las olas tus labios
pero aquí estoy, balanceándome.

Déjame decirte
que aquel tiempo no va a volver.
Igual que pasó el verano, pasará el otoño.
Las hojas siguen cayendo
y yo te quiero a mi lado.

Dame un buen final,
donde las piedras nos hablen 
y nos calienten los cuerpos.
Que entrelacemos los dedos
y nos tropecemos a besos.

Déjame decirte
que aquel tiempo no va a volver.
Igual que pasó el verano, pasará el otoño.
Las hojas siguen cayendo
y yo te quiero a mi lado.

Me da miedo que todo esté perdido,
que el deseo salga por la puerta
y que lo haga sin mirar atrás.
Será tiempo perdido, tiempo sin amar,
un mundo roto por la decadencia.

Déjame decirte…


martes, 15 de noviembre de 2016

TRIANA, UNA HISTORIA



Durante bastante tiempo he estado pensando en escribir sobre la banda de rock andaluz Triana; de hecho este verano hice un pequeño relato basado en una de sus canciones, pero seguía teniendo en la cabeza el recuerdo nítido de aquella tarde en la que creo, fue la primera vez que los escuché.
Hace unos días  comenté esta historia con un amigo y de que había pensado en escribirla pero no terminaba de decidirme. Esta historia, este recuerdo, tenía que estar aquí por lo vivido, lo sentido y porque estas pequeñas historias son la esencia de lo que me gusta escribir aquí, de cómo soy, cómo percibo y cómo siento.



Durante unas vacaciones de verano del año 88 u 89 que pasábamos en el pueblo, me fui con mi hermano mayor al pueblo de al lado a pasar la tarde en la piscina con gente que había quedado allí. Íbamos a ir con el coche de mi padre pero por algún motivo no se lo prestó. Recuerdo cómo me cogió de la mano y me dijo: ¡nos vamos! Ese día supe lo que era hacer autostop, nunca lo he vuelto a hacer desde aquel día aunque no era yo exactamente quien lo hizo, sólo tenía 10 años, pero no me olvido. Nos llevó alguien de nuestro pueblo en una C15 blanca o similar. Echamos la tarde en aquella calurosa tarde en la piscina, jugué con algunos niños y anduve de un lado a otro sin parar quieta con mi hermano, sus amigos y mi prima L. que en aquel momento estaba escayolada de una pierna entera.
Tengo un maravilloso recuerdo de aquella tarde que además tuvo un final espléndido para mis oídos, para mi corazón y para esta memoria algo desgastada ya. Volvimos en el coche de uno de los amigos de mi hermano, íbamos al menos seis personas y yo en las piernas de alguien, antes estas cosas se hacían con total normalidad, hoy parece una aberración, nos hemos vuelto un poquito gilipollas en general con la sobreprotección, yo viajé así, estoy viva y sin traumas pero bueno…volvamos a lo que nos ocupa. El coche a tope de personal, ventanillas abiertas porque del aire acondicionado no habíamos ni oído hablar de él, un calor asfixiante en pleno verano en la Mancha, mi prima L. entre los ocupantes del coche que como he comentado antes tenía escayolada la pierna entera, iba de copiloto con la pierna por fuera de la ventanilla, yo feliz y riendo y la música sonando a tope. Pregunté cómo se llamaba el grupo porque sin verme sé que me brillaban los ojos, igual que me brillan terminando de escribir esta pequeña historia. “Triana, me dijeron, se llaman Triana” y sonaban así:



Este es el primer recuerdo que tengo de haber escuchado a este genial grupo, hace ya casi treinta años pero parece que fue ayer. Abre la puerta fue la canción con la que les conocí. No sé muy bien si les había escuchado ya antes de ese día porque puedo verme aún hoy en aquel coche cantando la canción mientras sonaban pero  puede que fuera el estribillo por acabar de escucharlo. Me emocionaron aquella tarde de verano y hoy me emocionan exactamente igual o más. El Patio es un disco perfecto, poesía en el aire, poesía del pensamiento puro y del sentimiento más profundo que se pueda llegar a respirar.

domingo, 13 de noviembre de 2016

SO LONG, LEONARD



Dos días atrás, en un luminoso día como lo ha sido este, pude ver el cielo tornándose en una oscuridad casi absoluta. Cohen, el poeta, el escritor, el músico nos había dejado.
Nunca he sido una gran fan del cantautor canadiense, si contara otra cosa estaría mintiendo, pero siempre me ha gustado y Cohen entre otras muchas cosas era verdad. Reconozco incluso, que nunca he podido escucharle mucho más de una hora seguida por miedo a salir corriendo al baño, coger la cuchilla y terminar cortando largo y profundo. Cohen podía llegar a romperte. Tenía ese punto, difícil de equilibrar. Pese a esto, cada vez que le he escuchado he logrado entrar en otro universo y dejarme llevar, cigarrillo en mano, a esa verdad, cruda, apasionada, sexual. Da igual si cantaba o recitaba porque a través de la profundidad de su voz, de su poesía, yo bailaba con él hasta el final del amor, hasta la última nota.

Foto cortesía de Laura MHPhoto

Puedo nombrar muchas de sus canciones, So long, Marianne, Bird on wire, Suzanne, Famous Blue raincoat, I´m your Man, First we take Manhattan, The Last Waltz, Sisters of Mercy, Halleluyah, Waiting for a miracle, Chelsea Hotel, Dance me to the end of love, If it be your will y muchas más pero debo quedarme con una canción a la que le puse etiqueta de canción perfecta desde el primer momento que la escuché: A Thousand Kisses Deep   


Gracias por la elegancia infinita, Leonard.

lunes, 24 de octubre de 2016

CORREDORA DE FONDO



Caminos.
He recorrido caminos de nadie,
esos que no llevan a ninguna parte.
Los que te llevan a ti misma,
un ligero desvío me llevó hasta ti.
Corredora de fondo.
Caminos.
De la nada hiciste un todo,
Y yo terminaría de darle forma,
paso a paso,
historia a historia.
Corredora de fondo.
Caminos.
He recorrido tus silencios
Ahora ese todo es un silencio,
silencio incómodo,
de palabras ya rotas,
corroídas por el olvido.
Silencios.
Corredora de fondo.
Y al final de este camino de recuerdos,
lo peor, lo más jodido,
es darte cuenta que a esta memoria
siempre le acompañará el corazón.
Silencios.
Corredora de fondo.
Ya estás cansada…
pero yo creo y apuesto por ti.


sábado, 1 de octubre de 2016

VINILOS DE (PRE) Y ADOLESCENCIA NO PROGRAMADA (II)



VINILOS DE (PRE) Y ADOLESCENCIA NO PROGRAMADA (II)

Continúo con la lista de vinilos que comencé el pasado mes de agosto. Como ya dije no todos estos vinilos coinciden con mis favoritos de estas bandas/artistas pero sí son los que más escuché desde finales de los 80 hasta mediados de los 90 y por supuesto he seguido escuchando hasta  la actualidad.
Probablemente quien me conozca un poco echará en falta algunos grupos que me gustan muchísimo pero eso es porque los tenía en casete y aquí estamos hablando de plásticos aterciopelados y agujas sobre surcos infinitos de muy distintos estilos musicales.

A por ellos que son pocos y cobardes – Loquillo y Los Trogloditas
Que me guste mucho José María Sanz, Loquillo no es ninguna novedad, él es el roncanrol actitud. Y que me flipen los temas de Sabino Méndez, tampoco. A principios de los 90 tenía más que claro que el rock era de lo que más me gustaba en esencia, pero si además de eso, escuchas a un tipo cantar eso de “en la lluvia pondré mi corazón de rock & roll” y te emocionas como lo hice yo, entonces no sólo estás perdida sino que sabes que es para siempre. Este doble disco contiene muchos de sus éxitos como por ejemplo: Carne para Linda, Chanel, cocaína y Don Perignon, Quiero un camión, Brisa de abril,En Dino's a las diez, Mis problemas con las mujeres, La mala reputación (G. Brassens), La mataré, Cadillac solitario, Autopista, Rock suave, Todo el mundo ama a Isabel, Besos robados, El ritmo del garage, El rompeolas, En las calles de Madrid, Esto no es Hawai, Rock 'n' Roll Star y Barcelona ciudad.
                                                                                                                            
 Live at Wembley Stadium 86 - Queen
A mi parecer este es uno de los mejores directos de la historia de la música. Antes de tener este disco ya había escuchado bastante a Queen por la radio, algún anuncio, etc…
Es un disco brutal con unos temas buenísimos y ya míticos en su gran mayoría. Doble elepé con un total de 28 temas, entre ellos además algunas versiones*: One Vision, Tear It Up, A Kind of Magic, Under Pressure, Another One Bites the Dust, Who Wants to Live Forever, I Want to Break Free, Impromptu, Now I'm Here, Love of My Life, (You're So Square) Baby I Don't Care*, Hello Mary Lou (Goodbye Heart)*, Tutti Frutti*, Gimme Some Lovin*, Bohemian Rhapsody, Hammer to Fall, Crazy Little Thing Called Love, Radio Ga Ga, We Will Rock You, Friends Will Be Friends y God Save the Queen

Love You Live - The Rolling Stones
El primer disco que escuché de los Stones fue este, por lo que le tengo un cariño especial así como al tema sobre el que primero dejé caer la aguja, Jumpin´Jack Flash, el nombre me recordaba a la película del mismo nombre y como no sabía por dónde empezar, me dije “pues esta de la peli” y claro Sus Majestades Satánicas me abducieron durante unos minutos de rock and roll que no se me han olvidado jamás. A partir de aquí todo sucedió muy rápido como en una canción de amor y rock. Temas: Honky Tonk Women, If You Can't Rock Me/Get off of My Cloud, Hot Stuff, Star Star, Tumbling Dice, You Can't Always Get What You Want, It's Only Rock'n Roll (But I Like It), Brown Sugar, Sympathy for the Devil y las dos fantásticas covers de Little Red Rooster yAround And Around.


 
Tea for the Tillerman - Cat Stevens
Quien escuche a este hombre y no acabe perdidamente enamorado es que no tiene alma ni nada que se le asemeje. No me puedo olvidar de cuánto me gustó Wild World la primera vez que la escuché, siempre digo que es una canción que nunca se escucha a tiempo y eso que yo lo hice a una edad muy temprana, así como Father and Son y Where are children Play?. No me quiero dejar ningún tema de este lp en cuya trasera venían las letras de las canciones y que para mi era una pasada poder sentarme y leerlas mientras escuchaba el disco, a excepción de Into White que nunca me hizo gracia, las demás son  una barbaridad de temas: Hard Headed Woman, Sad Lisa, Miles From Nowhere, But I Might Died Tonight, Longer Boats, On the road to find out y Tea for the Tillerman.

Anthology - Janis Joplin
Cuando vi la portada de este  doble disco recopilatorio en blanco y negro y leí su nombre sin haberla escuchado nunca, supe que me gustaría; aún hoy lo pienso pero no sé por qué fue. Este disco como bien marcaba la carpeta en su interior es un legado. Janis Joplin la Reina entre las Reinas. El primer corte de la cara A, ese fue mi contacto con ella, Piece of my Heart,  y eso fue exactamente lo que noté abriéndose dentro de mi al escucharla y a día de hoy cada vez que pongo un tema suyo me sucede exactamente lo mismo; un trozo de mi corazón se abre, se despedaza con su voz.
Todas las canciones de este disco son unos temazos, es un recopilatorio y con la Reina no podía ser de otra manera. Con un total de diecinueve temas a cual mejor, estos son algunos de ellos: Summertime, Maybe, Try (Just a little bit harder), To Love Somebody, Kozmic Blues. Me and Bobby McGee, Mercedes Benz, Cry Baby, Down on my y Ball and Chain, una auténtica joya.



BSO Dirty Dancing (Varios)
Esta película llegó a casa creo en el año 88, puede que fuera el 89 y me dijeron: te va a gustar y ya verás qué bonita la canción del final; el problema es que todas las que sonaban me parecían la canción del final. Probablemente ya habría escuchado algún tema de Soul en esta época pero sin duda aquí comencé a amar este género. El disco fue el primero que me compré con mi dinero y probablemente lo debí de adquirir allá por el año 90. Además de este primer disco de la bso, también salió una segunda parte igual de buena o incluso mejor que tuve en CD pero que se extravió. Canciones que incluyen dos covers*:  Be My Baby– The Ronettes, She's Like the Wind – Patrick Swayze, Hungry Eyes – Eric Carmen, Stay* – Maurice Williams and the Zodiacs, Overload – Zappacosta, Yes – Merry Clayton You Don't Own Me* – The Blow Monkeys, In the Still of the Night – The Five Satins y I've Had The Time of My Life – Bill Medley y Jennifer Warnes.
Use Your Illusion 2 - Guns N´ Roses
No es el mejor disco de la banda, lo sé pero sí el primero que yo tuve y escuché de ellos, unos años después descubrí el Apettite for destruction que es una maravilla. Este doble elepé tiene muy buenos temas aparte de la estupendísima versión de Dylan y su Knockin´ on Heavens Door, tiene ese otro tema que para mis sweet sixteen y un par de años antes fue fundamental Don´t Cry, todavía puedo verme años atrás, sola en casa, con el equipo de música a todo trapo, sentada en el suelo de mi habitación…ya sabéis, aquellos años…
Civil War, Yesterdays, Locomotive y You Could be Mine son de los que más me gustaban.

Shout at the Devil – Mötley Crüe
Cuando tenía unos ocho o nueve años uno de mis hermanos apareció con este disco en casa, le habían dicho que eran buenos y lo compró pero no le gustaron. Cuando lo abrí me cagué de miedo con las fotos que venían en el interior de la carpeta, sobre todo con la de Mick Mars  que daba un miedo del copón. Unos cuatro o cinco años después empecé a poner ese vinilo en el tocadiscos y me molaron mucho, así que como a mi hermano no le gustaron le dije que si me lo regaba y me lo dio. Es un discazo y una primera edición del año 83 que conservo como oro en paño. Algunos de los temas que más me gustan de este disco son: Shout at the Devil, Looks that Kill, Bastard, Red Hot, Too young to Fall in Love, Ten Seconds to Love y Danger. La versión de Helter Skelter bueno…se me queda un poco ahí a medias.


martes, 13 de septiembre de 2016

YOU WILL MISS ME WHEN I BURN

Hay muchos momentos en los que no eres capaz de sacar las palabras que quieres plasmar, pero tienes una canción que logra contarte todo lo que tú no eres capaz de escribir.

When you have no one,
No one can hurt you
When you have no one,
No one can hurt you

In the corners there is light
That is good for you
And behind you, I have warned you,
There are awful things

Will you miss me
When I burn, and will you eye me
With a longing
It is longing that I feel
To be missed for, to be real

When you have no one,
No one can hurt you
When you have no one,
No one can hurt you

Will you miss me
When I burn,
And will you close
The others' eyes, it would be
Such a favor
If you would blind them

There is absence, there is lack
There are wolves here abound
You will miss me
When I turn around

When you have no one,
No one can hurt you
When you have no one,
No one can hurt you 


Lyrics by Will Oldham
  Vocals by Mark Lanegan and Red Ghost with Soulsavers

lunes, 5 de septiembre de 2016

INTACTA



Fue una tarde como otra cualquiera,
Una más sin pretensiones, sin esperas ni esperanza.
Yo quise salir intacta,
de tu mirada, del humo de mi cigarrillo
que yo ya podía ver sobre la cama.
Tocada.
Tus palabras, perfectas, precisas.
Las mías, atropelladas.
Te mantuve la mirada adivinando el tacto de tus labios.
Intacta decía yo…intacta.
Aquí, en Madrid dejé abierta mi ventana,
donde los vertederos de luces y amor
te van consumiendo como el asfalto
y el tiempo se disipa como las burbujas en las que me he dejado atrapar por ti.
El aire y la química no esperan a nadie, 
Ni siquiera a ti ni a mí.                                    
Aquí, en este pequeño reducto de gente loca y bebidas gaseosas,
fumo y pienso en ti.
Hay tiempos y ciudades que lo devoran todo tras su paso,
como tú que has consumido una parte de mi,
Igual que este cigarrillo,
quiero que sea el último que me fumo pensando en ti.
Hoy es otra tarde cualquiera
y no puedo dejar de preguntarme:
¿cómo pudiste quedar intacto?


miércoles, 24 de agosto de 2016

SILENCIO QUE ARDE




En aquel silencio ví todas las respuestas
Y en aquellas respuestas todos tus silencios.
Todo ardió, no como arden los resquicios,
sino como arde y quema la puta incertidumbre.
Que este fuego nunca será, ahora lo sé,
y el silencio arde, igual que tu ausencia. 



jueves, 18 de agosto de 2016

VINILOS DE (PRE) Y ADOLESCENCIA NO PROGRAMADA (I)



A finales de los 80, desde los diez años o antes he sido una consumidora, quizás compulsiva, de música y estos son algunos de los vinilos que más escuché hasta mediados de los 90 cuando ya con 16 años empecé a escuchar más metal (que ya escuchaba) y grunge que era el género que estaba pegando fuerte y que escuchaba en mis primeras salidas por los garitos. No todos los vinilos que pongo aquí son mis favoritos o los que bajo mi criterío son los mejores pero sí los que más puse durante esos años. Casi ninguno de estos vinilos son míos, eran los que tenían mis hermanos en casa pero yo siempre preferí esta música a las radiofórmulas de la época. Todas o casi todas las canciones y letras de estos discos me hicieron ver y sentir la vida y la música de otra manera. Hay muchos estilos musicales, es todo y más de lo que me gusta.

Radio Futura– Escuela de Calor Directo
Disco que salió en el año 89, cuántas tardes viendo el atardecer con el tema La Estatua del Jardín Botánico desde mi ventana en los últimos años de colegio y primeros de instituto escuchando el doble elepé de este grupo al que siempre he adorado. Mis temas favoritos Escuela de Calor, Han caído los dos, A cara o cruz, Luna de Agosto, No tocarte, Semilla Negra y Paseo por la negra flor. Fantásticos temas, letras cuidadas y muy poéticas.



Leño – En directo
Me quedo con el directo y no con cualquiera de los tres elepés de estudio que me flipan pero aquí hay un compendio de todos los temas que más me gustan y qué directo señores y señoras. Este viaje de rocanrol urbano, subversivo y de libertad 100% comienza con  Sí señor, sí señor le sigue Cucarachas, Todo es más sencillo, El Tren (mi tren). Mientras tanto, Entre las cejas, La noche de que te hablé, Maneras de Vivir y El Oportunista. No quito ni un tema, y sí ya sólo puedo decir ¡Leño pa´ siempre!

Ramoncín – La  vida en el filo
Todos tenemos uno o varios guilty pleasures y seguramente este sea el más grande que tengo yo. Penúltimo disco de estudio de la década de los 80. En otra ocasión podría haber escogido Arañando la ciudad pero finalmente me he decidido por este. Creo que Ramón Martínez es un letrista excepcional (de todo lo demás poco voy a comentar, no puedo defenderle en otras facetas) que además supo rodearse siempre de muy buenos músicos tanto en sus directos como en estudio. Me gustan todos sus discos, Barriobajero, me parece un disco fundamental del rock español pero siempre se tiene alguno más favorito aunque como dije al principio también depende de la época.
Como un susurro, Mensajero, ¡Déjame!, Tiempo Perdido, Cuerpos Calientes, Por ti me he vuelto loco y Atracador.  

El Último de la Fila – Enemigos de los ajeno
Muchas veces me han preguntado qué disco me llevaría a una isla desierta y aunque es muy complicado escoger uno cuando te apasiona la música, la gran mayoría de las veces respondo que este porque es un disco redondo con unas canciones absolutamente maravillosas, unas letras en su mayoría bastante melancólicas, un poco  en parte como yo. Además esta primera edición en vinilo del 86 tiene un sonido muy especial que se perdió en otras ediciones posteriores. Canciones que son un lujo: Insurrección, Soy Un Accidente, Aviones Plateados, Los Ángeles No Tienen Hélices y No Me Acostumbro.

La Polla Records – Salve
Qué deciros de este discazo aparte de que es  Muy Punk, más de treinta años después y por desgracia las letras de estas canciones siguen totalmente vigentes, la historia siempre se repite. Primer elepé editado de la banda punk de Evaristo. Veintitrés temas cortitos pero intensos, entre ellos: Venganza, Porno en acción, Tope Bwana, Estrella del Rock, Delincuencia, Los Siete Enanitos, Nuestra Alegre Juventud, Muy Punk, Salve, Come Mierda, Tú alucinas, Revistas del corazón, Y ahora qué y Txus.

Deep Purple – In Rock
Este vinilo y su mítica portada con las caras de los componentes de la banda en el monte Rushmore fue también, como muchos otros de esta lista el primero que escuché de esta enorme banda y no pude hacer otra cosa que enamorarme porque no podía ser de otra manera. Child in Time de mis favoritos de siempre, Speed King con ese punto que me recordaba a Triana con los teclados de Jon Lord, Into de fire rozando el blues y Hard lovin´man tan cañero.



Gary Moore – Live  at the Marquee que yo recuerde y no creo que me falle la memoria, este disco fue con el que escuché un blues por primera vez y con el que nació mi amor por este género y por la canción Parissienne Walkways aunque este álbum es uno de los más rockeros incluso algo Metal de este genial y polifacético guitarrista. You es unos de esos temas que me encantan, muy AOR, Run to your mama para mi un tema Metal, Nuclear attack hard rock en estado puro y su ya famoso Back in the streets.

Lou Reed – Transformer
Sobre este disco ya os hablé en este blog, no creo que pueda contaros mucho más. Me encanta.

martes, 16 de agosto de 2016

Y QUE NO ME DIGA NADIE CÓMO TE QUIERO



Que no te quiero frío ni en la distancia.
Te quiero cerca, caliente, como un beso largo en mitad de la acera.
Que no te quiero con peros ni razones.
Te quiero sin condiciones, con toda la locura del viento.
No te quiero triste por decirme lo que sientes.
Que te quiero cabreado diciéndome todo lo que te sale.
No te quiero de cualquier manera.
Que te quiero de día y perdido en la noche.
No te quiero en la canción del verano.
Que te quiero en todas las canciones y todas las estaciones.
No te quiero sólo como en los poemas de amor.
Te quiero como al rock & roll, puro, salvaje y desnudo.
Que no te quiero sólo en esta ciudad.
Te quiero en todos los rincones y aquí, así,
haciéndome perder la cabeza, frente a mí.
Y que no me diga nadie cómo te quiero...

 Since I´ve been lovin you - Led Zeppelin

miércoles, 3 de agosto de 2016

SHE IS SO HEAVY



Son las tres de la mañana, me he terminado la botella de ron que trajiste.
Todos los discos, los que compramos en aquella tienda del centro que cerraba, están tirados en el suelo, junto a mis piernas. Los he puesto todos. Estoy tan perdida ahora; no paro de acariciar el terciopelo negro y dejar caer la aguja una y otra vez sobre la misma canción.



Tengo todos los vicios al alcance de la mano pero me sigues faltando tú, siempre fuiste mi mejor droga, tú.
El cenicero está lleno. Enciendo otro cigarrillo. La habitación, nuestra habitación, está llena de humo, sé que lo odias y yo te maldigo porque no estás aquí.
¡Joder! ¿Dónde coño estás?
Te he llamado y te he escrito mil veces, sólo quiero decirte que te quiero. Hace tanto que no te lo digo…soy dura, ya lo sabes, igual que aquella canción de los Beatles que solías cantarme…

I want you
I want you so bad
I want you,
I want you so bad
It’s driving me mad, it’s driving me mad.
Yeah.
She’s so heavy heavy.

¿Dónde estás?
La dureza se extingue siempre cuando tus manos caen sobre mi, ¿dónde están tus manos, dónde están las canciones, dónde estás tú, dónde?
Lo siento, siento todo lo que te dije; soy dura, lo sé, lo sabes…verte salir por la puerta me ha roto en dos, en mil pedazos más con cada una de las veces que no me has contestado, vuelve…sólo quiero decirte que te quiero, joder, sólo eso.
El sueño me vence, la aguja no para de girar sobre el último surco. Cierro los ojos, rendida…
Puedo oír la música de nuevo. No sé si sueño, noto unos brazos alrededor de mi cuello y de mis piernas que me levantan del suelo, siento que levito y mi cabeza gira como ese vinilo. Te respiro…eres tú. Siento tus labios sobre los míos, suaves, ligeros. Intento que algún sonido salga de mi boca, tengo que decirlo por si esta fuera la última oportunidad. Te quiero.



Texto publicado inicalmente en http://lastrescalaveras72.blogspot.com.es/2016/07/she-is-so-heavy.html?m=1

jueves, 28 de julio de 2016

VERTIDOS



Me miro en el espejo.
tras desnudarme, me vertí
y pude darme cuenta que aún no era suficiente.
El tiempo mata este abismo aunque no pueda borrar lo que nos unió.
Hay días en los que no soy capaz de ver lo que fui y lo que soy,
otros en los que lo veo tan claro que no me gusta lo que veo.
Cansada de seguir un camino en el que me hastío de perseguir sombras,
que me devoran y se llevan este poco aire que respiro.
Tiempo de silencios donde los malditos segundos no pasan
y cuento las horas que son como los segundos, interminables.
Vuelvo a pensar en ti,
en todos los rincones de esta casa,
donde nos mirábamos incesantes
y gozábamos como animales,
algunas veces sólo fuimos eso, sexo primario.


Vuelvo a mirarme en el espejo, observo las esquirlas en el cristal.
Debe ser mi propia imagen, mi propio fondo,
cubierto de heridas aún abiertas, como yo, una herida andante que no para de sangrar.
Todo lo que fue, quizás no haya sido y pudo serlo.
La única imagen clara que permanece es la de querer volver a verte.
El resto, son como yo, vertidos.


viernes, 22 de julio de 2016

UNA NOCHE DE AMOR DESESPERADA



Brillaba la luna de agosto. Félix y Sara se conocieron en un bar, junto a la playa. Los dos pasaban unos días de vacaciones en el Sur. Pudo ser una casualidad que se encontraran, sólo que ninguno de los dos creía en las casualidades.
Ella bailaba junto a una pequeña pista de baile. Él estaba de pie en la barra del bar, no muy lejos de ella. Ya se habían visto…se observaron, se midieron con la mirada. Sara se acercó a la barra del bar, pidió una bebida e inició una conversación con Félix. Abandonaron aquel bar tras poco más de una hora de intensas miradas, diálogos inteligentes-intencionados y afilados a veces-, risas en cuyo eco se escondía el deseo de juntar los labios del uno con el otro.
Tuvieron ese “algo” que te ocurre una vez  en la vida o ninguna. Eso que sólo tiene un momento y un lugar; puede que porque el destino es así o simplemente no crees que tenga espacio en tu vida cotidiana o no te atreves a dárselo. Era incluso probable que alguno de los dos tuviese otra historia, otra vida lejos de esa playa pero ni lo mencionaron ni creyeron oportuno preguntárselo.
Aquella noche no sonó esa canción pero ahora ella podía oírla al igual que el recuerdo de los jadeos ahogados junto a su oído; aquellas sensuales notas y el recuerdo…la erizaron la piel.



Fueron todo lo que necesitaban, querían y desearon aquella noche. Todo lo que pudieron ser sin preguntas, sin esperar nada; no tenían historia, ni pasado y muy probablemente tampoco futuro, por eso aquella noche bajo la luna de agosto se entregaron al infinito...de sus manos, de los suspiros y de toda la amplitud de sus cuerpos.
Supieron verse las heridas, las lamieron hasta curarlas y llevarlas al olvido.
Félix dibujó con sus dedos sueños perdidos en otros cuerpos, avanzando hasta llegar dentro de ella...la sal de su piel, el sabor escondido entre sus piernas. Sara se fundió con aquellos labios nuevos, sin ansia, sin prisa…dando todo su ser, el alma. Él y ella, ella y él y aquella noche de amor desesperada.
Sara salió de aquel bar de ese Sur que tanto la gustaba, con la memoria fresca, el corazón roto y ríos de sal recorriendo sus mejillas. Se alejó cantando, con el recuerdo de esa noche reflejada en la luna de agosto y esa canción que le trajo de vuelta…

Tuvimos una noche
llena de color
un río dorado
tus ojos son.

Paramos la vida
con nuestras manos
la vida cantaba
esta canción.

Una noche de amor
desesperada,
una noche de amor
que se alejó.