lunes, 4 de julio de 2016

TE IGNORO PORQUE ME HACES CASO



*“Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia…” somos gilipollas.

Todo lo que pueda expresar aquí no sólo me ha pasado y me pasará (no es nada expresamente personal, es generalizado) sino que también le pasa a muchas personas que conozco. Me da pena y me jode por la clase de personas tan impersonales y estúpidas en que nos estamos convirtiendo. Esta estupidez no entiende de géneros, ni de tipos de relaciones….sólo debería entender de PERSONAS, así en mayúscula porque hay que echarle un poquito más de arrojo y sinceridad a la vida. 
Que vivimos en un mundo de locos ya no puede extrañarle a nadie, que parece que estamos en el jodido mundo al revés, tampoco, pero hay una regla básica que siempre funciona bien o al menos debería “no hagas lo que no quieras que te hagan” Y a mí este juego del sinsentido es algo que me hastía profundamente.
Cualquiera ha estado alguna vez  a uno u otro lado y habrá hecho daño o dejado a cuadros a alguien, de eso no estamos libres nadie pero coño, hay que ser consecuentes. Tantas historias con el escribe, no escribas, llama ahora sí, ahora no…. ¿tan difícil es hacer las cosas que nos apetezcan y como nos salgan? La vida es demasiado dura y corta para también tener que medir los tiempos.
Este juego no es de cartas por mucho que nos guste guardarnos un as en la manga y cuando no hay un feedback y eso que se llama feeling pues no lo hay y punto, se dice y ya está. Evidentemente ni se le puede caer bien a todo el mundo ni espero que nadie lo pretenda, pero en estos tiempos del todo vale parece que hay que estar indisponible porque la disponibilidad, la cortesía y no marear al personal son cosas de otro siglo y de las rara avis.
Hagan juego señores y señoras, esta mala jugadora ya se ha cansado del juego sucio y de estar disponible para todo el mundo. Voy a volverme un poquito más gilipollas de lo que soy y hacerme la loca desde el principio para no parecerlo al final.
Se está para quien está para ti y así lo demuestra. El resto no son más que trucos de artificio.
Todo esto es como el miedo que un día cambiará de manos y no nos gustará vernos al otro lado del espejo.

*Instrucciones para subir una escalera (Julio Cortázar)

No hay comentarios:

Publicar un comentario