sábado, 1 de diciembre de 2012

THE BLACK KEYS: LA NOCHE QUE DESCUBRÍ QUE AKRON (OHIO) PODÍA ESTAR EN EL SUR


Miércoles 28 de Noviembre de 2012. Me levanto por la mañana temprano y sólo hay una cosa en la que puedo pensar: The Black Keys.
The Black Keys es un dueto norteamericano (Akron, Ohio) de rock/blues compuesto por Dan Auerbach (guitarrista y vocalista) y Patrick Carney (batería).
Comencé a escucharlos hará unos 5 meses gracias a un amigo que me los recomendó y ¡vaya recomendación! Escuché los primeros acordes de Lonely boy y lo único que pudo salir de mi boca fue: “Rock & Roll”.
Me puse una camiseta muy rockera para acompañar a la banda ( I´m with the band), bueno…es que nunca se sabe con quien puedes acabar la noche. Fui al concierto con un buen amigo que compró las entradas en el mes de julio, era una mala espera, demasiado tiempo, en ocasiones parecía que no transcurría lo suficientemente rápido, pero como todo en esta vida, el día llegó y mis nervios y expectativas con él.


A las 21:35 sale a escena el dúo con la batería y el micrófono colocados en paralelo y en primera plana, un buen detalle para darse cuenta de la importancia de los dos componentes por igual. Empiezan a sonar los primeros acordes de Howlin´ for you, muy apropiada para dar comienzo ya que las casi 18000 personas que ocupábamos esa noche el Palacio de los Deportes de la CM llevábamos un rato aullando la salida del dúo de Ohio y desde luego la actitud de Dan Auerbach no podía ser más rockera, con su camisa negra de flecos blancos y moviendo su guitarra como el que tiene oficio y le gusta lo que hace.



A esta primera pieza musical le siguieron otras tantas como Next Girl, Run Right Back y casi todos los temas de su último trabajo El Camino. Tocaron nueve o diez canciones seguidas en las que la bateria y la guitarra te hacían vibrar, todos con un ritmo de infarto hasta llegar a uno de los varios  momentazos de la noche para mi gusto; y no fue con otra canción que Little Back Submarines, no en vano es uno de mis cortes preferidos. Primero lentito y después caña a tope, como la esencia de los buenos discos de rock & roll, un tema lento, otro rápido.
Tras tocar otros cuantos temas más, se notaba que se acercaba el final, supongo que todos los presentes ya esperábamos Lonely Boy que no llegaba. Mi amigo dijo: “esa la tocan antes de los bises”; y así fue. Todo el público estuvimos ahí, cantando, vitoreando todas las canciones, pero con Lonely Boy la gente lo dio todo, la apoteosis a más de una hora de rock y blues de calidad.
Tras el pequeño descanso el dúo de Ohio volvió al escenario para hacer los bises. Dos bolas de luces habían bajado del techo y este fue el otro momentazo de la noche, la voz de Dan en falsete y un juego de pequeñas luces  para cantar Everlasting Light, todo el mundo en silencio, realmente precioso. 




Para cerrar hicieron I got mine, tema con el que se despidieron a lo grande, con su nombre THE BLACK KEYS en destellos dorados, como las estrellas que son.
Sólo le voy a poner un “pero” a todo el concierto, por decir algo, me hubiera gustado que se hubieran alargado un poquito más de la hora y media que estuvieron tocando, a veces no siempre se consigue lo que uno quiere.
Fue una noche espectacular y muy especial que bien podría haberse dado en uno de esos bares del Sur de USA en los que huele a bourbon y los tipos de la barra te miran por encima del hombro cuando entras por la puerta; pero tú no les haces caso porque sólo tienes vista y oído para la banda que está tocando al fondo y que suenan desgarradores, como la música que querrías escuchar cuando estés muerto porque eso es Rock & Roll en estado puro.
Cuando salí a la oscura frialdad de la noche sólo tenía dos cosas en mente: llegar a casa y escuchar de nuevo el cd que acababa de adquirir: El Camino

I wanted love, I needed love,
Most of all, most of all
Someone said true love was dead
And I'm bound to fall, bound to fall
For you
But what can I do?


martes, 27 de noviembre de 2012

NOCHE DE BLUES Y UN LIGERO OLOR A FLAMENCO


Hace unos meses hice un post sobre el grupo Veneno en el que aproveché sobre todo, para contaros mi historia de amor musical y muy particular con Pata Negra y  Kiko Veneno, a este último estuve viéndole tocar en el 20 aniversario de Échate un cantecito en el mes de mayo y no puedo decir sino que fue una noche mágica.
El viernes pasado fui con mi hermano A. y su pareja a un concierto de Raimundo Amador en la Sala Cats, que por supuesto me encanta.
Al salir de casa hubo un momento en que pensé “hoy va a ser una de esas noches legendarias”, pero no, la noche y el concierto fueron tranquilos. Atrás quedaron las noches en que mi hermano A. se pensaba que era Angus Young y se subía a los altavoces de la discoteca del pueblo de un salto y emulaba al genial guitarrista australiano, está claro que era otra edad, eran otros tiempos, quizás más salvajes.
Debo reconocer aunque me cueste, que también tocaba Javi Cantero, que por el contrario no me gusta nada, de hecho me parece como un sucedáneo de sopa e incluso a pesar de esto, el chico no lo hizo nada mal en su rollo flamenquito light, poco para mí que disfruto del quejío y la intensidad de unas seguirillas bien cantás.
El concierto comenzó puntual con Javi Cantero, estuvo tocando aproximadamente una hora que se me hizo eterna porque lo que yo quería era oír  a Raimundo.



El momento llegó, Raimundo comenzó con la canción Candela, tema al que le siguieron Camarón que cantó casi por completo el bajista de la banda, aunque Raimundo Amador se hizo alguna estrofa. Tras este vino Hoy no estoy pa nadie que para mí fue el momento álgido y más emotivo de la noche, El Blues de la Frontera y una versión bastante particular de En el Lago de Triana que también cantó el bajista, y fue aquí donde me di cuenta del vagaje musical del público que me rodeaba, casi nadie conocía este tema y eso que la edad del público era muy variada.
Hicieron un descansito y abrieron con otra versión, en este caso de Prince, Purple Rain, un temazo, sí, pero no me pegaba, desentonaba con el resto del repertorio. Este tema lo cantó el guitarrista que no lo hacía nada mal, todo hay que decirlo.

 
Casi de repente apareció una cantante en el escenario, parece ser que se trataba de La Shica. Nunca había oído hablar de esta cantante y casi no se la oía en la platea con lo cual, seguí tal cual estaba antes de que saliera, creo que esta chica quedaría mejor en ambientes menos guitarreros, más tranquilitos, tampoco me cuadró.
Para terminar Raimundo cerró con Bolleré, este tema no podía faltar en un concierto suyo, era un buen semifinal, digo semifinal porque después de este tema prepararon algo parecido a una fiesta flamenca, momento en el que por fin Raimundo Amador sacó la guitarra española, ya que durante todo el concierto no se había separado de la eléctrica y donde se unió Javi Cantero.
Creo que el concierto podía haber dado más de sí. Puede que yo esperara demasiado, es lo que tienen las altas expectativas, que a veces defraudan, pero lo que me decepcionó de verdad fue ese final flamenco, que ni fue flamenco ni ná, sólo una acumulación de gente en el escenario haciendo poco más que bulto. Eso sí, un gran Raimundo Amador tocando la guitarra e incluso la bateria, pero nada más.
 Tengo claro que Raimundo Amador no es de mucho cantar, pero es un grande y un músico virtuoso. Eso sí, me quedé con ganas de algo más, sobre todo eché en falta el tema Si tú te vas que no sólo es mi preferido sino que me hubiera transportado una vez más a Sevilla y allí me hubiera quedado hasta el final.

martes, 16 de octubre de 2012

UNA LÁGRIMA DE AMOR


Una lágrima de amor
Invade mi mente
No puede, no debe caer
Pero su propio peso la desliza
Anidándose en la garganta
Apretando y ahogando
Hasta el dolor infinito
Y hasta que ya no puedes más

Esa lágrima explosiona
Convertida en miles de estrellas
Sobre tu oscuro cielo
Cada una eligiendo su camino
Enrasando al paso tus ojos
Retorciendo tu corazón
Por lo que fueron y ya no son
Por lo que se perdieron
Por lo que ya no llegarán a ser
Por lo que fuiste y sigues siendo
Por la honestidad que se perdió
Por el amor que nunca será.

martes, 9 de octubre de 2012

ESAS MANOS QUE NUNCA FUERON LAS TUYAS

La noche abierta al verano
Una brisa nocturna acaricia mi piel
Cierro los ojos y se llena el vacío
Siento como esas manos desconocidas
Atrapan mi desnudez como una marea
Pasando del frío al calor
Como un ejército de fuego
Se deslizan por cada rincón de mi piel
Y cada poro se eriza al contacto con ellas
No quiero pensar en esas manos
Ya que ahora sé que soñaba
Y las caricias que sentía
No eran más que la brisa nocturna
Porque esas manos que me acariciaban
Nunca fueron las tuyas

lunes, 1 de octubre de 2012

UN CONCIERTO DE ROCK & ROLL QUE NO SE CELEBRÓ Y UN VINILO SUSTRAÍDO CON PREMEDITACIÓN Y ALEVOSÍA


Esta es la historia de un concierto de Santiago y Luis Auserón, la he recordado porque fue por estas fechas y porque no olvido tampoco el día que me levantaron mi vinilo de Radio Futura “Tierra para Bailar”, y digo levantaron porque dormía plácidamente mientras sustraían el susodicho disco.
 
Un concierto de Rock & Roll que no se celebró


Era una tarde de sábado de primeros de septiembre del año 2006. Había leído en el periódico que tocaban los hermanos Auserón, era una gira con motivo de la salida de su último trabajo “Las Malas Lenguas”; así que, nos pusimos los zapatos de gamuza azul y cogimos el coche mi equipo de Rock & Roll (mis hermanos, mi chico y yo) para dirigirnos a un pueblo de Madrid a disfrutar de una noche de rock en directo.
Al llegar nos encontramos el primer problema, no era ese día, era la siguiente semana. Cometí un error de fecha guiada por la locura de ver a estos dos artistas en directo, con ese savoir faire, para poder escuchar y saborear esas letras tan musicales, tan bien acabadas.
Esa noche errónea tomamos unas copas y nos marchamos de vuelta a casa con la idea de volver la siguiente semana, yo no podía perdérmelo, esta es otra de esas relaciones de amor musicales eternas que tengo (lo sabe David Bowie y mi mami por supuesto que también) y las relaciones como todo en esta vida hay que cuidarlas para que se mantengan lo más sanas posibles, ni que decir tengo cómo y de qué manera cuido yo esta relación, escuchándolos sin parar una y otra vez.
Volvimos la semana siguiente con algún añadido más al grupo de Rock & Roll, dispuestos a comernos el mundo, a bailar y a cantar los temas del nuevo disco y con la esperanza de que además tocaran alguno de sus viejos y emblemáticos temas. Lo que yo no sabía es que toda esa emoción se volvería a truncar esa noche a causa de la lluvia, el concierto se suspendió porque la verdad sea dicha, caían chuzos de punta.
La noche dio de sí lo suyo pero el amargor seguía ahí, no pudo ser lo de bailar con los zapatos de gamuza azul en vivo y en directo que era lo que yo más deseaba en aquel momento, pudo ser una jugada del destino, no lo sé, pero fue una putada, eso seguro.

Un vinilo sustraído con premeditación y alevosía



Ya sabéis eso que dicen que donde hay confianza da asco, sobre todo si nos referimos a la familia. Hace ya unos cuantos años, de esto no recuerdo la fecha exacta -esto es raro en mí- pero al final el paso del tiempo te vuelve inexacto además de mayor. Siempre he tenido la manía de cuidar mis libros y mis discos, no me ha importado prestarlos aún cuando por ello he perdido algunos en el camino, no hace mucho me han recomendado hacer una lista negra de préstamos, pero como sigo creyendo que las personas son buenas por naturaleza nunca me he decidido a hacerla.

En este caso en concreto no se trató de un préstamo, si no de una extracción con premeditación y alevosía por parte de un familiar que pasaba unos días en casa. Aprovechó la tranquila hora de primera hora de la mañana mientras yo dormía y la inocencia de mi madre para sustraer el material musical que mejor le pareció, entre otros discos se llevó una de mis joyas, Tierra para Bailar de Radio Futura, un LP que conservaba desde el año 92 como oro en paño, con unas mezclas acojonantes y la mejor versión, para mi gusto de Semilla Negra, uno de mis temas favoritos aunque he de reconocer que es tan difícil escoger entre todos ellos que cualquier otro día podría hablaros de otra canción que por una razón u otra tengo grabada en la memoria.
A día de hoy sigo sin recuperar ese vinilo y no me he vuelto a comprar el disco en otro formato porque todavía tengo la tonta esperanza de recuperarlo algún día.
Seguiré persiguiendo una luz cegadora por la línea del tiempo y os dejo porque yo te quiero, yo te amo y me muero, desespero … y es que siempre hubo y habrá una Tierra para Bailar.

lunes, 24 de septiembre de 2012

EL ECO DE TU VOZ



Despertar huyendo de tu voz,
Como si fuera la primera vez,
Persiguiéndote por las calles,
Hasta llegar al callejón sin salida
Como si nunca la hubiera escuchado
Recorriendo el eco que dejas
Escogiendo una palabra tuya
Para recordarla,
Para no olvidarla,
Para que el eco de tu voz
Perdure en el recuerdo
Y no sean efímeras palabras,
Sueños olvidados.


miércoles, 29 de agosto de 2012

TRUE LOVE/TRUE CHEAT ¿AMOR O ENGAÑO?


Hace un par de días terminé de ver True Love, una miniserie de la BBC de tan sólo cinco capítulos y sobre la que ya comenté el primer capítulo en otro post, en concreto aquí:
Ya cuando terminé de ver el primer capitulo quedé totalmente prendada; y debo decir que el resto de capítulos no tienen nada que envidiar al piloto y eso que me pareció espléndido, pero con el visionado de cada episodio me quedo con la sensación de que ese es el que más me ha gustado.
True Love muestra, relata historias de amor distintas entre sí, relaciones de pareja, así sin más. El tema es… por qué me gusta tanto, por qué me parece una serie extraordinaria, por qué decido escribir algo sobre ella. Es fácil, porque muestra cinco tipos de relaciones de pareja en las que cualquiera podría verse reflejado, en las actitudes, las respuestas, las preguntas, los reproches, las declaraciones de amor, las mentiras, las inseguridades, los miedos, las miserias, las alegrías; en definitiva, relaciones reales.


Además de las relaciones de pareja como tema principal en todos los episodios hay dos cosas que tienen en común todos los episodios de esta miniserie: la falta de comunicación y la canción What the world needs now is love
Capítulo uno
Ya está comentado en el link de arriba
Capítulo dos
Paul y Michelle son un matrimonio joven que han sido padres recientemente. Deberían estar felices, pero no lo están.
Paul está aburrido de la relación, la monotonía del día a día, la falta de afecto por parte de su mujer y ella está cansada de la misma monotonía diaria, de estar todo el día  atendiendo al bebé,  la casa, etc. 
Paul conoce a otra mujer por la que se siente atraído y que parece que le puede dar todo lo que echa en falta o no tiene con su mujer.
¿Es el engaño, la infidelidad la salida más fácil? A lo mejor Paul debería intentar ser feliz con otra persona que no sea Michelle o a lo mejor es un egoísta por no apoyar a su mujer que está todo el día esperándole y cuidando del hijo de ambos aunque no le demuestra ni un poco de afecto. No lo sé todos los puntos de vista son aceptables, quizás Michelle sólo le ha dejado ir.
Capítulo tres
Holly es una profesora de instituto de treinta tantos años que mantiene una relación sentimental no muy satisfactoria con un tipo que desde luego no parece darle todo lo que ella espera de una relación. Entretanto empieza a tener contacto con una de sus alumnas de dieciséis años y rápidamente empiezan a sentirse atraídas mutuamente.
Es tan complicado frenar los deseos y los instintos cuando te enamoras, incluso aunque sepas que no debes, aunque no esté bien “visto” para algunas personas. ¿Serán capaces Holly y Karen de mitigar y ahogar esos sentimientos? Tenéis que verlo, pero yo siempre he apostado por la gente valiente que lucha por lo que quiere y por lo que desea, pero no todo el mundo es lo suficientemente valiente para decir: aquí estoy yo y esto es lo que hay, a quien yo quiero.


Capítulo cuatro
Sandra es una mujer de mediana edad atrapada en un matrimonio donde la falta de comunicación por parte de su marido hacía ella es total. La falta de atención, de cuidar a la pareja, de ser compañeros, de lo que es compartir una vida al fin y al cabo.
Casualmente Sandra conoce a un hombre de origen turco y habrá que ver si será ella capaz de vivir una pasión turca, volver a tener la sensación de ser amada, comprendida y sobre todo qué hará su marido que hasta entonces la veía como poco más que un mueble de la casa, cuando se dé cuenta de que su mujer es follable a los ojos de otros, ¿reaccionará?
Capítulo cinco
Adrian es un padre divorciado que ha comenzado una relación con una mujer por internet, su amigo y su hija no le entienden, pero el está enamorado y no le importa lo que opinen los demás, sólo quiere encontrarse con ella y que la historia funcione, otra oportunidad de ser feliz. Puede que la relación sea un fake o puede que no, lo que es seguro es que no será fácil porque Adrian encontrará algún que otro obstáculo más aparte de la incredulidad de la gente respecto de las relaciones por internet.

En estas cinco historias de amor hay mentiras, engaños y dolor, realmente ¿lo deberíamos llamar amor o es una mentira? Puedes llamarlo como quieras, pero siempre merece la pena. All you need is love!
Y tú ¿crees en el amor? Descúbrelo.



miércoles, 1 de agosto de 2012

LIKE A HURRICANE


Ya había pasado casi un año desde que Pablo y yo nos vimos por última vez, no es que estuviera obsesionada ni nada. En concreto: diez meses y veintiún días. Había pensado mucho en él durante este tiempo, de hecho no había vuelto a estar con nadie más. Y no tenía ni la más remota idea de que volvería a encontrarme con él. David sí lo sabía, pero me lo ocultó hasta el último momento.
Un viernes como otro cualquiera volví a salir con mis compañeros de trabajo, hicimos el mismo recorrido de siempre unas cañas en Castell donde recogimos a Héctor y luego al Crew. Ese viernes era más tarde que otras veces y el local ya tenía mucho ambiente.
                Acabábamos de entrar y David se acercó a mí, me paró para que no siguiéramos avanzando
                 - ¿Qué pasa?- le pregunté a David 
                          - Verás, es que… 
                           -¿Qué?- le apremié
                 - Te he ocultado una cosilla-me respondió David finalmente. 
                           -¿Qué pasa, qué cosilla es esa?-le volví a preguntar sin ganas.
   Hubo un silencio. David me miró, no sabía cómo decírmelo. Ahora sí que me estaba intrigando.                 - Pablo está aquí-respondió finalmente            
   -No es verdad, esto es una broma de mal gusto-le dije yo
             -  Que no es broma ¡joder!, seguro que está en la barra. Me llamó para quedar ayer. Bueno… en realidad quería saber cómo estabas y verte, así que le dije que estaríamos aquí como cada viernes. 
                        -¿Y cómo le dijiste que estaba? 
                         - Le mentí-dijo David
               - ¿Dijiste que estaba mal? 
                        -No. Le dije que estabas genial. 
                        - Ah. bien-solté yo mientras le miraba sorprendida 
                       - ¿Te crees que nos sabemos que no estás bien?-me preguntó David. 
                        - Pero si yo estoy bien, no sé de lo que me hablas.
 - Por favor Sonia, no me trates como a un gilipollas que no te conoce. Hace dos años que no te reconozco, no eres ni la sombra de la chica divertida que yo conocí. Está claro que te dejó bien jodida.
  Bajé la mirada, ya no me quedaba nada que ocultar, sólo ganas de gritar.
  David me había pillado. Lo que me acababa de decir era la pura verdad. Hacía mucho que el Sol no brillaba para mí. Desde que dejé de mirar sus ojos todo perdió sentido. Durante este tiempo me había dedicado a fingir, sobre todo con la gente menos cercana y a veces con los más íntimos también.  No había pasado ni un día en que no pensara en él, ni tampoco sin que me arrepintiera de la noche que me encontré con Javi y lo jodí todo, cuando levanté esa pared entre nosotros, tan difícil ahora de derrumbar. Aunque siempre me digo, para quitarme culpa que yo creía que él no iba a volver, lo daba todo por perdido.
   Pero esto es ahora, el presente. No sabía qué iba a decirle y lo peor de todo, tampoco sabía qué me iba  a decir él.


   Avancé hasta la barra del bar detrás de David.
   El mismo lugar, la misma barra donde nos conocimos casi tres años atrás. Me parecía que había sido ayer cuando me acerqué a él por primera vez porque estaba tan nerviosa como en aquella ocasión o más.
       Le vi de refilón mientras me escondía detrás de David, volver a verle, esa escena que había imaginado tantas veces en mi cabeza.
-                        - Hola-saludé a Pablo
           Se había cortado el pelo. Lo seguía teniendo largo pero bastante más corto que como solía llevarlo, aunque seguía estando igual de guapo que antes o quizás más aún. 
                       - Hola-me saludó Pablo mirándome a los ojos como solo él sabía mirarme.                                     
             -Hola-le respondí. 
                       - Mira… yo… lo siento, siento la forma en que me marché, las cosas que te dije…
        Ya no fui capaz de contestarle más, solamente le miraba porque no creía que volvería a verle otra vez.
        Como no le contestaba Pablo añadió:
 -Haré lo que sea para que me perdones nena. No importa lo que sea. Además… siempre puedo hacerme cantante de Rock N´Roll.
 No dije nada más.
 Nos reímos al unísono.
 - Nena, you are like a hurricane
  Nos quedamos mirando el uno al otro, como si estuviésemos completamente solos, en una burbuja de la que nadie podía sacarnos, en la que nadie podía ser capaz de entrar. Nos besamos, larga y profundamente, como si nos besáramos por primera vez, como si quisieras que esos fueran los labios que te besaran hasta en el último aliento. La misma sensación otra vez: la llave que encaja perfectamente en su cerradura.
  Empezamos a sonreír, seguía volviéndome loca esa sonrisa suya.  Acabamos riéndonos. Nos conocíamos muy bien, teníamos esa clase de complicidad tan difícil de conseguir, no se construye, no la puedes buscar  porque la tienes o no la tienes. Y nosotros siempre la tuvimos.
  No sabía exactamente lo que iba a  pasar con nosotros, pero lo que sí sabía es que donde hubo fuego siempre queda el rescoldo y a ese  rescoldo era al que pensaba agarrarme,  aunque quemara, aunque doliera, costase lo que costase.

lunes, 9 de julio de 2012

DAME VENENO Y OTRAS HISTORIAS


Dame veneno que quiero morir, dame veneno…

Hace pocos días me regalaron el documental Dame Veneno (Cameo), tenía muchas ganas de verlo porque del grupo Veneno conocía a sus componentes (Kiko Veneno y los hermanos Rafael y Raimundo Amador), un par de temas como Los Delincuentes y San José de Arimatea que se los había escuchado a Kiko Veneno; pero no conocía su historia.
Este documental es una joya, está lleno de imágenes, música, declaraciones y personas tan entrañables y auténticos como Juan El Canas: un tipo sentado sin camisa con un matamoscas en la mano mientras, a su vez,  hace declaraciones para el documental como si nada. Imperdible.
Esta es la portada original de año 1977 y es exactamente lo que parece: una piedra de hachís grabada con el nombre del grupo y del disco sobre un papel de plata, por supuesto fue censurada.


Esta otra es la portada que quedó y que hoy se puede comprar fácilmente en cualquier sitio: Veneno grabado sobre un muro, arena, no sé, pero el papel de plata y la piedra de hachís desaparecieron.


Como ya he dicho antes, Dame Veneno es un documental que todo amante de la música debería visionar porque es una joya de la historia de la música, de la fusión del rock y el blues con el flamenco. Los hermanos Amador son dos virtuosos de la guitarra y de Kiko Veneno qué os voy a contar que no sepáis alguno de los que leáis esto, siempre he sentido debilidad por él y sus canciones.
Rafael Amador cuenta en este documental que cuando escuchó a Pink Floyd flipó. En eso también me resultan cercanos, yo también fliplé con la película The Wall cuando la vi por primera vez con subtitulos y a los 11 años, todo un impacto a la conciencia.
Una de las declaraciones de Kiko Veneno en el documental Dame Veneno: El campo de los perdedores es dónde está lo bueno. Y yo siempre he sentido una debilidad especial por los perdedores, pero eso es otra historia.

Allá por el año 90, mi hermano A volvía a Madrid de permiso, estaba haciendo la mili entre San Fernando de Cádiz y Rota, yo tenía 11 o 12 años y me vino a buscar a la salida del colegio. Salí por la puerta cual colegiala y vi a un tipo con el pelo rapao, gafas de sol, pendiente en la oreja y que me miraba riéndose. ¡Coño me asusté! Este debe ser unos de esos hombres que regalan caramelos gratis a la salida del colegio pensé yo, con el cambio de look al principio no le reconocí claro. Una vez le reconocí, salté a sus brazos desde una escalera y nos fuimos a casa riéndonos.
Después de comer puso música en un radiocassette (en mi casa siempre existió la fusión, se escuchaba de Deep Purple a Camarón pasando por Leño) y nos dijo a mi madre y a mí “mirar lo que he traído, a ver si os gusta, son Pata Negra” y comenzaron a sonar unas guitarras y una voz que cantaba ratita divina, divina ratita, parece que no falta de comer… y mi madre dijo “¿pero esto qué es de unas ratas?” y contesté “no sé pero molan un montón” les siguieron muchas otras que me gustaron todavía más, por ejemplo Pasa la Vida o Camarón, pero sobre todo Yo me quedo en Sevilla (donde años más tarde me hubiera quedado a vivir).


Un par de años más tarde, en el año 1992 Kiko Veneno publicó Échate un Cantecito y mi otro hermano LM llegó una tarde con la cinta original a casa, la pusimos y rápidamente comprendí que nacía una historia de amor musical que duraría siempre. Todos y cada uno de los personajes de los que habla Kiko Veneno en sus canciones son perdedores: Lobo López, Joselito, el del Mercedes Blanco. Perdedores sí, pero grandes al fin y al cabo.
Sobre el tema Echo de menos hago mención aparte porque cuando alguien me pregunta por una canción, este siempre está entre mis predilectas, es una letra que tiene más de condición humana y de amor que muchos matrimonios felices y sobre todo por la relación/semejanza, a mí modo de sentir con La Pared de mi adorado Bambino.
Hace poco más de un mes y veinte años más tarde puede disfrutar como me merecía y con la persona que trajo esa cinta mágica a casa (la pusimos hasta arrancarla) del concierto 20 Aniversario de Échate un Cantecito. Una noche inolvidable porque sí, porque la flor de la noche es pa quien la merece y yo siempre estuve enamorá de la vida aunque a veces duela (Volando voy).


Dame veneno que quiero morir, dame veneno ¡y ponme dos botellines!, porque la cerveza a ritmo de rumba sabe mejor.

viernes, 29 de junio de 2012

TU PASADO SIEMPRE VUELVE Y TRUE LOVE


Una de las temáticas que más me gustan de una película es la de tu pasado siempre vuelve, será por eso que una de mis películas favoritas es Atrapado por su pasado (Carlito´s Way) de Brian de Palma. Esta es una película que básicamente cuenta la vida de Carlitos Brigante (Al Pacino) un ex traficante de drogas que sale de la cárcel por un delito que sí cometió (esto es un guiño al Equipo A), pero que ahora quiere hacer las cosas bien, vivir dentro de la ley, tener un curro legal, retomar la relación que dejó con su chica, bla, bla, bla, bla y esas cosas que cualquiera quiere hacer cuando ha salido de la cárcel. El problema es que uno es quién es, con su pasado y sus circunstancias, cambiar eso es complicado sobre todo cuando volver  al lado salvaje es tan apetecible. Esta película merece la pena por muchas cosas: la historia, Pacino en un papel de perdedor, de esos que a mí me gustan y me enamoran, un Sean Penn en estado de gracia y un reparto de secundarios de lujo dirigidos por un director que en mi opinión, terminaba con este filme su época dorada.




No creo mucho en el destino; pero en el karma cada vez más y pienso que eso del karma no es otra cosa que un hijo de puta del averno que vuelve de dónde coño sea pero que te muerde en el culo y te deja señal de por vida, una herida abierta.
Hace unos días comencé a ver una miniserie nueva de la BBC que se titula True Love de tan sólo cinco capítulos. Ya sólo el título me llamó la atención, tengo corazón y alma de rockera, pero soy una chica al fin al cabo que todavía es tan ingenua como para tener la ilusión de creer en el amor. Y me dije "tengo que verla".


 
El primer capítulo de True Love (es el único que he visto de momento) cuenta la historia de Nick un tipo cerca de los cuarenta, casado con hijos y al que aparentemente las cosas le van bien e incluso parece feliz con su vida hasta que (esto parece el guión de un trailer de cine) aparece en escena su primer amor, ese amor del que no supiste despedirte de verdad y que vuelve, como el pasado a decirte “Hola cariño  ¿ cómo estás?” y tú piensas “de puta madre hasta que apareciste” porque sabes que esa persona te grabó a fuego la palabra PROBLEMA en lo más hondo del corazón hace mucho tiempo y es que es tan difícil decir adiós cuando los sentimientos son profundos y de verdad. Otra vez, tu pasado siempre vuelve.
Suena Billy Holiday con I´m a fool for loving you casi al final y aunque sólo fuera por eso, ya merece la pena ver esta serie.
Las heridas del pasado, abiertas en el presente que sangran y escuecen como su puta madre porque no supiste decir a tiempo y muy alto “que te follen”.

lunes, 18 de junio de 2012

HASTA LUEGO EN + DE 140 CARACTERES


Llevo un tiempo dándole vueltas a esto de Twitter (en general le doy vueltas a todo, mala costumbre la de cuestionarse todo e incluso a uno mismo); Entras una vez y al poco sales porque no te enteras de una mierda. Pasa un tiempo, vuelves a entrar, le vas cogiendo el truquillo y es ahí, ahí, cuando estás perdido porque ya no hay vuelta atrás. El cartel de Bienvenido a la Jungla lo pasaste por alto porque entraste muy deprisa y no tuviste tiempo de verlo, pero ahí estaba, te lo advirtieron. Ahora no te quejes. El desconocimiento de la ley no te exime de cumplirla.
Parece ser que hay una regla en Twitter que es nunca te lo tomes demasiado en serio, la vida ya es demasiado jodida para tener una preocupación más. Y dices ¡vale! Empiezas a tuitear y te ríes mucho, empiezas a seguir a más y a más gente y empiezas a hablar de ese hiperrealismo social que tanto te gusta, en medio algunas risas y más hiperrealismo social y político, ¡llámalo como quieras!, para mí es realidad porque excepto cuando entre el emisor y el receptor está claro el tono jocoso de la conversación, el resto es todo verdad porque yo tuiteo como pienso y como siento, exactamente igual que todo lo que hago en mi vida normal, si no es así ni me molesto. Yo vivo y trabajo con personas y “soy la mejor en mi trabajo” (Love Wolverine), bueno al menos lo intento y eso ya marca una diferencia.
Me doy un respiro de Twitter porque cuando te empiezan a afectar las cosas que lees de gente a la que no conoces ni te conocen es que algo no va bien y por esa mala costumbre que tengo de tanto pensar he llegado a la conclusión de que esto no es para mí, al menos de momento. No se puede caer bien a todo el mundo, tampoco lo he pretendido nunca. Sé que volveré, yo siempre vuelvo.
Intentaré darme el tiempo y el espacio que tanto me disgusta para centrarme en otras cosas a priori más importantes.
No quiero que esto se malinterprete de ninguna manera, creo que he tuiteado con gente interesantísima con la que he compartido música, opiniones, textos, muchas risas y jamás he recibido malas contestaciones, ni insultos, ni nada que se le parezca; pero esto es una cuestión de sensibilidad, quizás extrema y yo, que soy como soy y que no me gustan las medias tintas, pa lo bueno y pa lo malo (esta frase es muy flamenca y me encanta), prefiero hacerlo así. Siempre doy el 100% en todo porque no sé hacerlo de otra manera y a Twitter hay que venir con un porcentaje más bajo, como mucho a 60 porque si no te pasas el cartel de Bienvenido a la Jungla con la 1º regla.

Hasta pronto

martes, 29 de mayo de 2012

TÚ LO SABES


Sabes muy bien que nunca te entendieron.
Y que normalmente te daba igual,
pues siempre fuiste capaz de reconocer a los ignorantes
y eso te daba cierto poder aunque nunca lo utilizaste.
Reconócelo, nunca te lo hubieras perdonado.
Sabes que tú tuviste suerte,
alguien que siempre te quiso y que siempre estuvo a tu lado
te descubrió el camino
pero no todo el mundo podía verlo
sólo para tus ojos, sólo para tu sensibilidad.
Sabes que cuando reconocías a un igual,
te creías que habías encontrado un pedazo de felicidad
pero eran sólo instantes y tan pocas las veces.
Incluso en ocasiones, ellos que no tenían tu mismo radar,
no eran capaces de reconocerte
y eso te dolía tanto que pocas cosas podían amortiguar tu caída.
Levántate siempre porque hay más gente como tú
aunque a veces te lleve toda una vida encontrarla.
Sé muy bien que ahora, algo te axfisia la garganta,
no pasa nada, llora.
Algún día ellos te reconocerán.

lunes, 14 de mayo de 2012

NO BORRES MIS RECUERDOS


Recuerdo mi niñez riéndome de ti en las tardes de piscina.
Recuerdo mi adolescencia siendo amigos y riéndonos de todo.
Recuerdo cómo entre confesiones, alguna me decía que besabas como un ángel.
Recuerdo que siempre sonaban Dire Straits y me decías: ¡dale un poco de caña eso!
Recuerdo que ponías entre las cuerdas a más de uno cuando veías que tenía tema.
Recuerdo crecer y nos veo en aquel bar viendo unas fotos juntos.
Recuerdo que me miraste cómo nunca antes lo habías hecho.
Recuerdo caer en tus redes sin mucho esfuerzo.
Recuerdo mi sinceridad aplastándote sin clemencia.
Recuerdo cómo me desechaste sin compasión.
Recuerdo mi corazón como una roca sin vida.
Recuerdo que busqué otro calor y no te gustó.
Recuerdo la facilidad con que me hiciste volver.
Recuerdo tu mirada en mis labios pintados.
Recuerdo que no me dejabas ir.
Recuerdo el tiempo y el espacio que nos separó.
Recuerdo esa noche cuando te diste la vuelta y desapareciste con ella.
Recuerdo las drogas y el alcohol que recorrieron mis venas y abrieron mi cabeza.
Recuerdo aún así nuestra amistad hecha de forjas y aceros.
Recuerdo cómo me decías todo lo que me merecía y hurgabas en los rescoldos.
Recuerdo sentir encender esa llama sagrada que tú y yo conocemos.
Recuerdo apresurarme a echarle agua porque ya me quemaba.
Recuerdo tenerte guardado en el cajón del tiempo.
Recuerdo soñar hace poco que cuestionabas mis recuerdos.
Recuerdo en ese sueño gritarte: NO BORRES MIS RECUERDOS.

domingo, 13 de mayo de 2012

¿Y SI TE PARTO LA BOCA?



Entro en el cubículo de mierda.
Todavía siento el frío en mis muñecas.
Varios grupos de tíos me miran al pasar.
Ésta no va a ser una buena noche, lo presiento.
Me siento en una esquina, apartado. Intento no mirar a nadie, si miras ya sabes lo que pasa.
Empiezo a pensar en las circunstancias que me han traído aquí y todavía no doy crédito.
Yo no he hecho nada me repito constantemente.
Un tipo con pinta de Ángel del Infierno o por lo menos un Hijo de la Anarquía se dirige a mí apuntándome con el dedo y me dice:
-         ¡Eh tú! El trajeado!
Me acojono. No lo voy a negar. Sólo tengo dos salidas:
Una: me callo y me dan ostias hasta en el cielo la boca
Dos: le respondo y marco mi territorio.
Decido callarme pero el hijoputa insiste.
-         Te digo a ti ejecuta, puto trajeao, que qué coño haces tú aquí
Le miro directamente,  mirada fija de estoy más loco que tú cabrón y me levanto para responderle.
-         ¿Y si te parto la boca?
Todos callan. Parece que hoy volveré a casa con todos los dientes en la boca.

Escrito el 23/04/2011
En Diablos Azules Madrid